Poblar: el hogar permanente


MEI-MEI BERSSENBRUGGE

Traducción: RUTH LLANA
Revisión: ANTONIO F. RODRÍGUEZ ESTEBAN 









1

I seek a permanent home, but this structure has an appearance of indifferent compoundedness and isolation, heading toward hopelessness.

The boy pulls an animal on a leash.

The house with a red roof rests between two hills.

I can look through its windows to the sea.

His aggression opposes what in a domestic animal, cold open space, large enough to work with isolation?

House is the projection, space around it intermediary, theater.

You don’t have to consume the space to exist, distance, point-to-point, in which a beloved ruin is middle ground, for example.


I

Busco un hogar permanente, pero esta estructura tiene apariencia de indiferente composición y aislamiento, dirigiéndose hacia la desesperanza.

El niño tira de un animal por la correa.

La casa de tejado rojo descansa entre dos colinas.

Puedo mirar a través de sus ventanas hacia el mar.

¿Su agresión opone lo que en un animal doméstico, frío espacio abierto, lo suficientemente grande para trabajar con el aislamiento?

La casa es la proyección, espacio a su alrededor intermediario, teatro.

No tienes que consumir el espacio para existir, distancia, de punto a punto, en el que una amada ruina es el punto medio, por ejemplo.




2

First house and space negate one another.

Then, they’re a series.

The boy watches a mouse run around the rim of a lampshade.

He relates wanting to catch a mouse with the room, ground.

Wanting a master image obscures ground, like objects in space.

House and space are composite, like my dream, a bubble, lightning, starting point and any second place.


II

Primero casa y espacio se negaron el uno al otro.

Luego, son una serie.

El niño observa a un ratón correr por el borde de la pantalla de una lámpara.

Relaciona querer cazar al ratón con la habitación, suelo.

Querer una imagen maestra oculta el suelo, como objetos en el espacio.

Casa y espacio son compuestos, como mi sueño, una burbuja, relámpago, punto de partida y cualquier segundo lugar.




3

Rain pours out a gutter onto the poor horse.

Horse runs under a tin roof supported by poles.

Stockpiles of beams, salvaged wood, brick melt into contextless waste.

I understand the situation by perceiving parts, one after another, then reversing in a glance that removes time.

So, I can intuit contextless waste as ground.


III

La lluvia vierte una alcantarilla sobre el pobre caballo.

Caballo corre bajo un fino tejado sujeto por postes.

Pilas de vigas, madera rescatada, ladrillo disuelto en desecho descontextualizado.

Entiendo la situación percibiendo partes, una tras otra, luego retrocediendo de un vistazo que borra el tiempo.

Así, puedo intuir el desecho descontextualizado como suelo.




4

The water tank sits on a frame of used wood, like a packing crate.

I look through it to an extinct volcano.

The panorama is true figuratively as space, and literally in a glass wall, where clouds appear like flowers, and the back-lit silhouette of a horse passes by.

A file of evergreens secures the cliff amid debris from a crew building, as at the edge of the sea.

Oranges, dumplings, boiled eggs take on the opaque energy of a stranger.

Knowledge as lintel, bond beam (model signs) holds the world at a distance.

A master image like bone condenses from the indistinct point-to-point feeling of self with which construction began.

My house returns from outside, as if my spirit had been blocking my path, when I wasn’t going anywhere in particular.


IV

El tanque de agua está en una estructura de madera usada, como una caja de embalar.

A través miro a un volcán extinto.

El panorama es figurativamente verdadero como espacio, y literalmente en una pared de cristal, donde las nubes parecen flores, y por donde pasa la silueta de un caballo iluminada desde atrás.

Una hilera de hojas perennes asegura el acantilado en medio de los escombros de una constructora, hasta la orilla del mar.

Naranjas, bollos, huevos cocidos asumen la opaca energía de un extraño.

Conocimiento como dintel, viga de unión (muestras modelo)  que mantiene el mundo a distancia.

Una imagen maestra como hueso condensa desde el indistinto sentimiento, de punta a punta, del yo con el que la construcción empezó.

Mi casa vuelve desde afuera, como si mi espíritu hubiera estado bloqueando mi camino, cuando no estaba yendo a ningún lugar en particular.




5

Materials and freedom combine, so materials aren’t subjective.

The material of space is like having a skeleton to gain a vantage point on seamless distance, as in a comparison.

It’s a style of accumulating materials that does not become a solid thing, anymore.

Accommodating a view by being able to be seen through is perceptual, not abstract, like space painted white.

Give a house the form of an event.

Relate it to something there, a form of compassion.

Your point of view is: it’s solid already, so there’s warmth.

In this primitive situation, pure form translates a former empire of space as wilderness.

Chinese space breaks free from the view in front of me, while my house continues to rotate on earth.


V

Materiales y libertad combinan, de manera que los materiales no son subjetivos.

El material del espacio es como hacer que un esqueleto gane una posición ventajosa en distancia ininterrumpida, comparando.

Es un estilo de acumular materiales que no deviene algo sólido, nunca más.

Amoldar la vista siendo capaz de ser percibido es perceptivo, no abstracto, como espacio pintado de blanco.

Dale a una casa la forma de un acontecimiento.

Relaciónala con algo aquí, una forma de compasión.

Tu punto de vista es: ya es sólida, así que hay calidez.

En esta situación primitiva, la forma pura traduce un antiguo imperio de espacio como tierra salvaje.

El espacio chino se libera desde la visión que hay frente a mí, mientras mi casa continúa girando en la tierra.




Mei-Mei Berssenbrugge, "Permanent Home", I Love Artists, University of California Press, 2006. [http://www.poetryfoundation.org/poem/239668]




N. de la T.

La casa de Mei-Mei es el guion. Guía hacia lugar. Ruptura sintáctica y verbal, donde las lenguas no son lugares, sino espacio pintado de blanco. Todo es volver sobre el origen, el volver sobre la frase, sobre los sufijos que evocan la calidez, la fonética y su continuo. Warmth, lugar, home, hogar, calidez, encontrar, habitar, llume, poblar, regresar.

Encontrarse no es sino encontrar. Frente a uno mismo, la casa. “Una casa es lo más serio de la vida”, citando a Ruy Belo. “La alegría es una casa recién construida”. “La alegría es una casa demolida”. La amada ruina, tal vez el único hogar que no perece.

La casa es ese extraño al que habitar, la alegría o el encuentro. Nosotros somos ese extraño al que habitar, con los pies temblando y acercándose siempre a la ruina, a la piedra sobre la piedra y el sudor negro de la frente mezclado con la tierra.

El lugar desconocido es el mejor hogar, el menos hostil. El lugar extraño que invita al sueño. Lo real es la ruptura con esa vida crepitante. Es la quiebra en la sintaxis, el tajo en la oración, el pensamiento matemático del espacio verbal.

La casa de Mei-Mei no es la casa. Silencio y espacio pintado de blanco. Blanqueado todo y vacío como habitación o respuesta.

Tanizaki elogia la sombra, la disposición de los elementos en el espacio interior, lo confortable de sus proyecciones. Preguntarse por la casa es cavar el silencio, elogiar un punto abstracto o subjetivo, concreto, habitable.

La sombra, la ruina. La piedra en las manos, la construcción inconsciente a partir de la idea de nido. La construcción.

Los ojos de un extraño que imagina un cuadrado. (Por alguna razón los ojos de ese extraño son negros pero no veo nada.) Dice: “en este cuadrado me protegeré y protegeré a los míos”. El refugio será la casa, la habitación simple con una mesa, la chimenea apenas un agujero, otro cuadrado, otro rectángulo, para cobijarse, para desaparecer. La geometría proyecta su sombra en las paredes. En verano la piedra conserva el frescor dentro de la casa. Ya está, la casa. Ya está, habitable. Lugar, refugio.

Buscar la ruina, la casa, el desecho descontextualizado. No es nada, vigas de madera, alegría podrida.

Mei-Mei gira en la tierra. Sus poemas me han hecho pensar en la ruina y lo roto, los restos. En el extraño que un día dijo “será cuadrado”. Este espacio será cuadrado. Tendrá sombra.



Fotografía de R.LL.